Seis puntos de lo "extraordinario"


1.- Para empezar hay que conocer y aceptar la urgencia de tus situaciones y actuar al respecto. Las medias tintas nunca resultan en algo bueno. Comprometerse a dejar de hacer lo que hiciste hasta ayer y hacerlo mejor.


2.- Extraordinario no significa extraordinario para tí o para tus socios colegas, significa ser extraordinario para mí, para el de la calle, para tus clientes.


3.- Tener notoriedad no es sinónimo de ser extraordinario. Correr desnudo o desnuda por la calle seguramente te hará muy notado, pero esa notoriedad no traerá nada positivo, en su lugar, seguramente acabarás en el hospital psiquiátrico.


4.- La obsesión por ser extraordinario no es un pecado, en realidad es prácticamente un requisito. Aquellos que se obsesiona por ser los mejores son los que alcanzan lo que quieren.


5.- No todo el mundo aprecia el esfuerzo ultrahumano que significa el ser extraordinario, de hecho la mayoría no lo hace, ¿y qué?. La mayoría de la gente son como avestruces con la cabeza escondida en la tierra, incapaces de ver por otros o de querer ayudar a otros en sus esfuerzos. La meta de un ser extraordinario es hacerse notar por aquellos pocos que aprecian el talento, que compran nuevas marcas o productos, que buscan lo mejor, o emplean en sus empresas solo a gente extraordinaria.


6.- Ser extraordinario siempre raya en los límites. El más grande, el mejor, el más pequeño, el más rápido, el mas lento. No importa cual sea el calificativo de tu extraordinariedad, el secreto esta en siempre estar en los límites o ir más allá de ellos.


ATTE.

Tu café Tres Marías

"Haciendo lo mejor de tu día"

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo